Category Archives: Uncategorized

¿Cuál es la manera correcta de lavarse los dientes?

¿Cuál
es la manera correcta de lavarse los dientes?

Mujer con cepillo de diente

No hay acuerdo con respecto a la mejor forma de cepillarse.

El
cepillado debe durar un minuto. ¿O dos? Tres veces al día es lo mejor. ¿O
quizás es suficiente con hacerlo dos veces? De repente, el dentista del abuelo
recomendó sostener el cepillo con un ángulo de 45 grados hace mucho tiempo, y
esa costumbre se ha mantenido en la familia desde entonces.

¿Están seguros de
que su método para mantener la higiene bucal y evitar las caries es el más
adecuado? Si no lo están, no son los únicos.

Los
odontólogos aconsejan el uso de seis técnicas distintas, pero no expresan su
preferencia por ninguna, lo que genera confusión.

¿Qué hacer?

Hay quienes
consideran que se deben usar movimientos circulares, que es la técnica que se
le suele enseñar a los niños cuando están aprendiendo a cepillarse.

Cepillo de diente

El cepillo de diente no debe sostenerse con el puño.

Algunos opinan que
ese estilo se puede combinar con movimientos horizontales. Otros sugieren
realizar una especie de barrido partiendo de la encía.

También hay
divergencias con respecto a cuánto tiempo debería permanecer el cepillo en la
boca. En total, 26 de las recomendaciones analizadas considera que dos minutos
es lo adecuado. Doce se inclinan por tres minutos. En cuanto a la frecuencia,
la mayoría considera que dos veces al día es suficiente.

Para los
especialistas que participaron en la investigación, es muy preocupante que no
haya acuerdo en torno al tema.

“No pareciera
haber consenso entre los profesionales de la odontología con respecto a la
mejor manera de cepillarse los dientes para la mayoría de la población. Tampoco
existe diferenciación entre lo que deberían hacer las personas dependiendo de
su edad o considerando que puedan sufrir de alguna condición particular”,
dice el estudio.

La recomendación es…

“Si se agarra
con el puño, como suele verse con frecuencia en muchas fotografías, se genera
abrasión y sensibilidad, así que es muy importante evitarlo”.

Esta es la técnica ideal para cepillarse los dientes:

·        
Sostener el cepillo al igual
que se agarraría un bolígrafo, sin aplicar presión.

·        
Utilizar la técnica horizontal,
también conocida como el método del frotado, que consiste en movimientos suaves
que van de izquierda a derecha.

·        
Para lavar la parte de atrás de
los dientes, se deben hacer movimientos verticales que van de abajo a arriba.
El mango del cepillo tiene que apuntar al techo.

Cualquier diente perdido debe ser reposicionado

Fotografa por taliesinLa perdida de un diente
representa una posible movilidad del resto de dientes, con lo que
existe un desajuste tanto a nivel funcional como a nivel oclusal, por lo
que la boca se deteriorará de una forma paulatina por tanto es
aconsejable a reposición del diente y el implante dental puede que sea ahora mismo la forma más natural de reposicionar un diente perdido.

El implante dental es el puente del siglo XXI, la forma más ecológica de reposicionar un diente.

Un implante dental es una raíz
artificial, se trata de un tornillo de titanio que una vez integrado en
el hueso permite fijar un diente o todos los dientes.

Una de las partes más importantes de la implantología,
como en cualquier especialidad médica, es un diagnóstico muy exacto de
la base ósea y es aquí dónde la informática a revolucionado el
diagnóstico hasta tal punto que ya se pueden medir décimas de milímetro
en la masa ósea que tiene un paciente para poder aplicar un tipo u otro
de implante que pueda solucionar el problema.

A cualquier persona que le falte uno, alguno o todos sus dientes es aconsejable la implantología, sobretodo la persona con prótesis removibles.

Uno de cuatro adultos padece Síndrome de Boca Seca o Xerostomía

El Síndrome de Boca Seca o Xerostomía es una enfermedad poco conocida
entre la población, a pesar de que un 20% de las personas de alrededor
de 20 años y un 40% de los mayores de 60 años la padece. El
desconocimiento sobre esta patología oral, que se caracteriza por la
disminución del flujo salival, tiene como consecuencia la falta de
diagnóstico y de tratamiento, tal y como han señalado especialistas en
salud bucodental reunidos hoy en Madrid para presentar a los medios el
Simposio “Xerostomía. Síndrome de Boca Seca o Boca Ardiente”, organizado
por Biocosmetics Laboratories.

La falta de secreción de las glándulas salivares es
un importante problema de salud. De hecho, un grupo de investigadores de
la Universidad de Turku (Finlandia) ha demostrado que la saliva es
capaz de mantener a raya infecciones como el herpes oral gracias a su
función inmunológica

1. Ademas, recientemente investigaciones
desarrolladas por el Instituto Pasteur (Francia) atribuyen al flujo
salival propiedades calmantes, analgésicas, incluso superiores a la de
la morfina

2. En la mayorí­a de los casos el Sí­ndrome de Boca Seca
cursa silente y no da sín­tomas hasta estar muy avanzado. De hecho, el
50% de las personas que lo padecen no presentan sí­ntomas y, según
algunos estudios cientí­ficos, se puede llegar a perder hasta un 50% del
flujo salival sin todaví­a percibir sequedad en la boca.

Estas circunstancias, según coinciden los expertos,
hace vital el diagnóstico precoz de la enfermedad y su tratamiento para
evitar complicaciones como la gingivitis, la destrucción dental, el
dolor en los tejidos blandos y lengua, la halitosis y, en los peores
casos, trastornos alimenticios.

Las consecuencias de la xerostomía no se limitan a
estas complicaciones fí­sicas. Muchos de los enfermos ven afectada su
calidad de vida desde el punto de vista de la sociabilidad, ya que
pierden el interés por comer en compañ­a, por salir o hablar en grupo.
En algunos casos, el impacto que la enfermedad tiene sobre la vida
cotidiana de los pacientes deriva en situaciones de insomnio,
irritabilidad e, incluso, depresión.

Más de 500 familias de fármacos pueden provocar Xerostomí­a

El Síndrome de Boca Seca tiene un origen
multifactorial y complejo. Más de 500 familias de fármacos sedantes,
antidepresivos, antiinflamatorios, ansiolí­ticos, antiespasmódicos,
antidiarreicos, relajantes musculares y antiacnéicos presentan como
efecto secundario este sí­ntoma y éste es uno de los principales motivos
de los abandonos de la medicación por parte de los pacientes.

Los tratamientos oncológicos, las enfermedades
autoinmunes, infecciosas, psiquiátricas y sistémicas, como la diabetes,
la artristis reumatoide y el Azlheimer, son otras de las causas más
habituales de la Xerostomí­a, junto con el consumo de sustancias
adictivas (alcohol, tabaco y drogas).

Uno de cuatro adultos padece Síndrome de Boca Seca o Xerostomía

El Síndrome de Boca Seca o Xerostomía es una enfermedad poco conocida
entre la población, a pesar de que un 20% de las personas de alrededor
de 20 años y un 40% de los mayores de 60 años la padece. El
desconocimiento sobre esta patología oral, que se caracteriza por la
disminución del flujo salival, tiene como consecuencia la falta de
diagnóstico y de tratamiento, tal y como han señalado especialistas en
salud bucodental reunidos hoy en Madrid para presentar a los medios el
Simposio “Xerostomía. Síndrome de Boca Seca o Boca Ardiente”, organizado
por Biocosmetics Laboratories.

La falta de secreción de las glándulas salivares es
un importante problema de salud. De hecho, un grupo de investigadores de
la Universidad de Turku (Finlandia) ha demostrado que la saliva es
capaz de mantener a raya infecciones como el herpes oral gracias a su
función inmunológica

1. Ademas, recientemente investigaciones
desarrolladas por el Instituto Pasteur (Francia) atribuyen al flujo
salival propiedades calmantes, analgésicas, incluso superiores a la de
la morfina

2. En la mayorí­a de los casos el Sí­ndrome de Boca Seca
cursa silente y no da sín­tomas hasta estar muy avanzado. De hecho, el
50% de las personas que lo padecen no presentan sí­ntomas y, según
algunos estudios cientí­ficos, se puede llegar a perder hasta un 50% del
flujo salival sin todaví­a percibir sequedad en la boca.

Estas circunstancias, según coinciden los expertos,
hace vital el diagnóstico precoz de la enfermedad y su tratamiento para
evitar complicaciones como la gingivitis, la destrucción dental, el
dolor en los tejidos blandos y lengua, la halitosis y, en los peores
casos, trastornos alimenticios.

Las consecuencias de la xerostomía no se limitan a
estas complicaciones fí­sicas. Muchos de los enfermos ven afectada su
calidad de vida desde el punto de vista de la sociabilidad, ya que
pierden el interés por comer en compañ­a, por salir o hablar en grupo.
En algunos casos, el impacto que la enfermedad tiene sobre la vida
cotidiana de los pacientes deriva en situaciones de insomnio,
irritabilidad e, incluso, depresión.

Más de 500 familias de fármacos pueden provocar Xerostomí­a

El Síndrome de Boca Seca tiene un origen
multifactorial y complejo. Más de 500 familias de fármacos sedantes,
antidepresivos, antiinflamatorios, ansiolí­ticos, antiespasmódicos,
antidiarreicos, relajantes musculares y antiacnéicos presentan como
efecto secundario este sí­ntoma y éste es uno de los principales motivos
de los abandonos de la medicación por parte de los pacientes.

Los tratamientos oncológicos, las enfermedades
autoinmunes, infecciosas, psiquiátricas y sistémicas, como la diabetes,
la artristis reumatoide y el Azlheimer, son otras de las causas más
habituales de la Xerostomí­a, junto con el consumo de sustancias
adictivas (alcohol, tabaco y drogas).

Descubren elemento tóxico en tubos de pasta de dientes distribuidos en hospitales, hoteles y aviones

La posible presencia de dietilenglicol en las muestras de
dentífrico incluidas en neceseres de regalo que se ofrecen en ocasiones a los
pacientes de hospitales o a los viajeros en los hoteles o los aviones resulta
perjudicial. Un análisis de varias muestras de estos pequeños tubos de pasta de
dientes, ha revelado la presencia de dietilenglicol en su composición. El
riesgo que supone para la salud la presencia de dietilenglicol en la pasta de
dientes es mínimo, ya que sólo resulta tóxico si se ingiere. Se advierte
únicamente del peligro que podría suponer la ingestión accidental por niños de
corta edad del contenido de estos tubos de dentífrico en cantidades elevadas.
Se ha estimado que un niño de 12 Kg. de peso debería ingerir dosis superiores a
80 ml. de pasta dentífrica -es decir, el equivalente a un tubo de  tamaño
grande- para experimentar clínicamente efectos tóxicos. VERIFICACIÓN DEL ETIQUETADO
La verificación inmediata del etiquetado de los dentífricos que, eventualmente,
se ofrecen en los neceseres de acogida, y su retirada en caso de que no cumplan
con la reglamentación. En ese caso, las empresas o administraciones
responsables deben remitir muestras de dichos dentífricos para su análisis. Se
recuerda que los dentífricos comercializados deben incluir, entre otros, los
siguients datos: nombre del fabricante o responsable establecido y su
dirección, y la composición cualitativa según la Denominación Internacional de
Ingredientes Cosméticos (INCI). Asimismo, los fabricantes e importadores de
cosméticos y productos de higiene personal deben estar autorizados por MSAS.

Ulceras Bucales: Aftas y Herpes Simples

lceras Bucales

Las úlceras bucales, ya sean en forma de yagas o de herpes, resultan siempre antiestéticas y verdaderamente molestas. En la mayoría de casos desaparecen a los pocos días, pero es necesario conocer cual es la naturaleza de este problema para poder efectuar un diagnóstico correcto.

Entre todos los problemas de úlceras bucales los que son más comunes: los herpes simple y los aftas.

Diferenciar un herpes simple de un afta
Por lo general es bastante fácil diferenciar un herpes simple de un afta, aunque cuando se ha llegado al punto en que la lesión se ha convertido en costra es más costoso realizar esta distinción. El herpes simple es  una enfermedad de tipo vírico que presenta lesiones tanto en la piel como en las mucosas. Se caracteriza por la sensación de quemazón en el área donde se localizan las pequeñas vesículas, que suelen agruparse en forma de racimo. El afta es una de las lesiones más frecuentes por lo que se refiere a la cavidad bucal. Su color es blanquecino, es pequeño y doloroso, y normalmente dura unos 20 días.

Modo de contagio
El herpes simple se contagia por contacto, como por ejemplo por  un beso. También se puede transmitir por medio de la saliva en las relaciones sexuales, y en todos los casos puede tardar varios meses en manifestarse tras la adquisición del virus. Cuando se presenta, el herpes simple puede complicar algunas enfermedades dermatológicas como la psoriasis o la dermatitis atópica. El afta, por el contrario, no es contagioso ni se transmite de una persona a otra.

El herpes zóster
El herpes zóster también debe diferenciarse del herpes labial puesto que son dos cosas totalmente distintas. El herpes zóster consiste en una reactivación latente del virus de la varicela. En realidad estamos hablando de una neuropatía que puede tener afectación dermatológica o no. En este caso es necesario efectuar un diagnóstico rápido con tal de evitar futuras complicaciones que podrían desencadenar en una ceguera o una parálisis facial, entre muchas otras afectaciones. Por lo tanto, y en palabras del propio doctor Umbert, los herpes zóster son un auténtico peligro.

Motivos por los que aparecen
Lo cierto es que la aparición tanto de aftas como de herpes simples se debe a motivos multifactoriales. Se conoce que una disfunción del sistema inmunitario es lo que produce las lesiones. En el caso del afta una de las causas desencadenantes puede ser el roce de los aparatos de ortodoncia ( los braquets), lo mismo que problemas de estrés o alguna infección. Existen muchos tipos de aftas, en algunos casos de mayores dimensiones, llegando a producirse lesiones de hasta 2 centímetros. Algunas patologías pueden derivarse de una úlcera bucal persistente, como algunos carcinomas.

Protocolo de actuación
Ante una lesión bucal que no responde al tratamiento clásico hay que investigar exactamente de qué tipo de úlcera hablamos. Para eso hay que hablar con el paciente, que nos dirá como es la lesión, si le suele aparecer, etc. También se realizan citologías y biopsias para analizar las muestras de forma microscópica, lo mismo que análisis de sangre. Todas estas pruebas ayudan a conocer mejor la lesión que se maneja y, en consecuencia, se consigue recetar el tratamiento más adecuado para cada caso.

el uso de luz láser de baja potencia puede provocar que las células madre del interior del cuerpo regeneren tejidos dentales que estén dañados.


Un equipo de científicos de la Escuela de
Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvad (EEUU) ha
demostrado por primera vez en la historia que el uso de luz
láser de baja potencia puede provocar que las células madre del interior
del cuerpo regeneren tejidos dentales que estén dañados
.
El estudio, que ha sido publicado en la revista Science Translational Medicine,
explica que la utilización de láseres infrarrojos a poca potencia ya
son algo habitual en medicina y en odontología, por lo que querían
averiguar si las celulas madres podrían usarse también para regenerar, no sólo tejidos blancos, sino también, en este caso, el tejido óseo de los dientes, y conducir en el futuro a la regeneración como tratamiento y no a la extracción y al implante por norma.
 Así, los expertos apuntaron con unlaser infrarrojo al agujero de un diente perforado de una rata de
laboratorio, que previamente había sido tratado con células madre
adultas, descubriendo que tras esto, doce semanas después, las células madre habían estimulado la producción de dentina y, por tanto, el crecimiento del diente.

 Los investigadores están convencidos de que este método de regeneración celular no sólo tendría que limitarse a los dientes,
sino que el abanico de posibilidades en los que podría emplearse esta
técnica abarcaría cualquier tipo de célula y de tejido corporal. Por el
momento, se centrarán en probar esta técnica de auto regeneración dental
en seres humanos.

Estadísticas sobre higiene bucal

De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention (CDC, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades):

  • Aproximadamente un 78 por ciento de los estadounidenses ha tenido por lo menos una carie antes de los 17 años.
  • El 80 por ciento de la población tiene alguna forma de enfermedad periodontal (de las encías).
  • En 2007, los estadounidenses hicieron unas 500 millones de
    visitas al dentista y gastaron aproximadamente $98.6 mil millones en
    servicios dentales.
  • Entre 2005 y 2008, un 16 por ciento de los niños de 6 a 19 años
    y un 23 por ciento de los adultos de 20 a 64 años tenían caries no
    tratadas.
  • La fluorosis dental (exposición excesiva al fluoruro) es más
    elevada en adolescentes que en adultos y la más elevada entre aquellos
    de 12 a 15 años.
  • La mayoría de los adultos presentan signos de enfermedades
    periodontales o gingivales. La enfermedad periodontal grave afecta a
    aproximadamente el 14 por ciento de los adultos de 45 a 54 años.
  • Un 23 por ciento de los adultos de 65 a 74 años tienen enfermedad periodontal grave
  • Los hombres son más propensos que las mujeres a tener enfermedades dentales más graves.
  • El cáncer bucal se da con una frecuencia dos veces mayor en hombres que en mujeres.
  • Tres de cada cuatro pacientes no cambian su cepillo dental con
    la frecuencia recomendada. Los cepillos dentales se deben cambiar cada
    dos o tres meses, y después de una enfermedad.
La higiene bucal afecta considerablemente la salud general a largo
plazo y promueve una mayor confianza en sí mismo. Cuando se trata del
cuidado dental, la prevención a través de la limpieza diaria y las
visitas regulares al dentista es mejor no solo para su salud, sino
también para su presupuesto. Es por ello que es importante que los
padres desempeñen un papel clave para reforzar hábitos inteligentes de
higiene bucal. Es muy probable que los niños sigan los pasos de quienes
les den ejemplos positivos y que continúen esos hábitos saludables a lo
largo de sus propias vidas adultas. Recuerde que, independientemente de
su edad, nunca es demasiado tarde para cuidar la salud de sus dientes y
sonreír con confianza.

Acerca de los cepillos dentales suaves, medios y duros

Los cepillos dentales se usan de forma diaria
para limpiar los dientes, reducir la placa bacteriana y mantener las
encías en buen estado. Existen cepillos con cerdas suaves, medias o
duras y están hechos de distintos materiales. Los cepillos dentales
también pueden ser desechables o eléctricos. Cómo usas tu cepillo dental
puede impactar en el estilo de tu elección.
Tipos de cerdas

Un factor importante en un
cepillo dental es la dureza de las cerdas. La mayoría de los cepillos de
dientes están disponibles con cerdas extra-suaves, suaves, medias y
duras. De acuerdo con el Dr. Daniel T. Quevedo de la Revista Sweet Water
Wekiva Springs, las cerdas suaves son las mejores, ya que son más
confortables en la boca, Mientras que algunas personas creen que las
cerdas medias y duras limpian mejor los dientes, en realidad estas
pueden dañar las encías, los dientes y el esmalte. El uso a largo plazo
de cepillos de cerdas medias y duras puede resultar en retracción de
encías y daño a la superficie de las raíces del diente. La retracción de
encías puede llevar a la sensibilidad dental.

Cabezas de los cepillos de dientes

El tamaño de la cabeza de tu
cepillo es importante ya que determina si éste puede o no alcanzar los
lugares de difícil acceso. Las cabezas contactas son ideales para
personas de boca pequeña, como mujeres y adolescentes. Un cepillo de
tamaño completo es mejor para adultos y personas de boca normal a
grande. De acuerdo con WebMD, la mayoría de los adultos pueden usar un
cepillo cuya cabeza tenga media pulgada de ancho y una pulgada de largo
(1,25 x 2,5 cm). Si la cabeza del cepillo es muy grande, éste no
alcanzará efectivamente los molares posteriores y otros puntos
difíciles. Cuanta más filas de cerdas tiene el cepillo, más efectivo es.

Material de las cerdas

La mayoría de los fabricantes
produce cepillos de dientes con cerdas de nailon que pueden ser
redondeadas o suavizadas. Algunos cepillos se fabrican con cerdas de
poliéster. Los cepillos de dientes también pueden tener cerdas
naturales, pero normalmente no se usan por su tendencia a acumular más
bacterias que los cepillos de cerdas sintéticas, y porque las cerdas se
caen fácilmente.

¿Desechable o eléctrico?

Los consumidores pueden elegir
entre modelos de cepillos dentales desechables o eléctricos. De acuerdo
con WebMD, una opinión sobre 30 estudios halló que no existe una gran
diferencia entre la habilidad de ambos para eliminar la placa
bacteriana. Mantén en mente que los modelos eléctricos tienen un mayor
costo inicial que los cepillos manuales, y que necesitarás reemplazar
los cabezales regularmente. Si te cepillas muy fuerte, un cepillo
eléctrico puede ser una opción más saludable, particularmente si tiene
cerdas suaves. Si un modelo tiene el sello de aprobación de la
Asociación Dental Americana, ésto asegura que los cepillos dentales son
duraderos, las cerdas tienen puntas seguras y que no se caen fácilmente,
y que pueden reducir la acumulación de placa bacteriana y prevenir la
enfermedad de encías. El sello también asegura que los modelos
eléctricos han pasado pruebas en un laboratorio independiente para
verificar la seguridad de su uso.

Cómo usar el cepillo dental
Usa un cepillo de cerdas
suaves y realiza movimientos cuidadosos. Así removerás efectivamente la
placa. Cepíllate al menos dos veces al día, luego de las comidas y
bocadillos, por dos minutos cada vez. Asegúrate de cepillar hacia abajo
los dientes de arriba, lejos de la línea de las encías, y hacia arriba
en los dientes de abajo. Mantén el cepillo a un ángulo de 45° en
relación al diente, y cepilla en pequeños movimientos circulares.
Asegúrate de cepillar las superficies que mastican dentro de los
dientes, y también la lengua para eliminar las bacterias y tener un
aliento fresco.